Derechos de Nuestros Hermanos “Sujetos a Deportación”

Mensaje del Editor

Marcelino Jose

Hace varias semanas les presentamos una Declaración de Derechos de los Americanos Indocumentados, y posteriormente una Declaración de Responsabilidades de los Americanos Indocumentados. Nuestro objetivo ha sido crear un marco o estrategia para un debate serio acerca de lo que todavía parece ser un tema de menor importancia. 

Y ahora este nuevo año comienza con redadas de los inmigrantes, una de cuyas consecuencias es aterrorizar, por lo menos, a 11 millones de personas que residen dentro de nuestras fronteras, y también a los millones de padres, hijos y seres queridos que ya son Residentes Legales en el país o Ciudadanos  Americanos. ¿Cuántos americanos con “documentos” conocen, aman o emplean a un Americano Indocumentado? La repercusión de estas redadas es el terror sufrido por lo menos por uno de cada cinco americanos,  o quizás por más.

 A principios de esta semana casi 150 familias han sido afectadas directamente por la detención de un ser querido.  Esta cadena de redadas en los hogares y sitios de trabajo parece ser causada por el aumento de la inmigración proveniente de Centro América. Irónicamente, mucho de este tráficohumano es el resultado del incremento en la violencia relacionada con las pandillas en sus países de origen. El miedo se siente  tanto aquí como allá…

 Nosotros nos orgullecemos de ser ciudadanos de una nación donde existe la  ley. Un país donde la ley es importante y donde los ciudadanos que la respetan pueden prosperar. Y si esto es así, ¿cómo es que estas redadas parecen más un teatro que un cumplimiento de la ley?  ¿Cuándo hemos visto que se hacen redadas de las pandillas o los prostíbulos? ¿Cuándo leemos acerca de redadas en las fábricas clandestinas o de los empleadores que explotan a los trabajadores, por supuesto, excepto cuando los trabajadores son inmigrantes?

 La respuesta es obvia. Tal parece que solamente se anuncia una estrategia de redadas cuando se sabe que el blanco de las mismas son personas que no tienen ninguna influencia, o manera de defenderse o de luchar en contra. O también, probablemente, se anuncia como una medida legal cuando se tiene algún propósito o conveniencia política. La administración del Presidente Obama da órdenes de aplazar acciones contra ciertos inmigrantes y dar tranquilidad a algunos, sólo para apresurar la amplia deportación e intimidación de otros.  En teoría se supone que el enfoque sea en los criminales, en realidad cualquiera puede ser blanco de las redadas.   

 Según nuestras investigaciones tal parece que hay maneras de defenderse contra estas detenciones ilegales de cualquier persona en estepaís, aun cuando se trate de un Inmigrante Indocumentado.

 Primero:  Solamente puede detenerlo un agente  de ICE – el Servicio de Inmigracion y Control de Aduanas. La policía no puede hacerlo a menos que usted haya violado una ley.

 Segundo :  El agente de ICE debe tener una orden de arresto. Ni usted ni su empleador están obligados a abrirles la puerta si no le enseñan dicha orden; no deben dejarlos pasar.

 Tercero:  Permanezca en silencio. No diga nada, excepto “I have the right to remain silent” (“Tengo derecho a permanecer callado”) y “I have a right to talk to my attorney”  (“Tengo derecho a hablar con mi abogado”). No les diga dónde nació. No les diga cómo vino a los Estados Unidos. No firme ningún documento ni les muestre ninguno, a menos que usted tenga un Certificado de Nacimiento de los Estados Unidos o Tarjeta de Residencia Legal(“green card”).  No les muestre o entregue ningún documento falso. Si usted no dice nada, ni firma nada, no puede caer en una trampa.

Esto es más fácil de decir que de hacer, Pero vivimos en un país donde los procedimientos legales se respetan. En otras palabras, la manera en cómo se hace cumplir la ley es tan importantecomo la ley misma.  ICE tiene que probar que usted no está aquí “legalmente” antes de que usted tenga que probarles que sí lo está.  Aún si usted está indocumentado, debe saber que no lo pueden deportar sin que se le dé la oportunidadde presentarse a un juez y tener representación legal.

 Así que, todos nosotros los americanos,  debemos decirles a nuestros hermanos y hermanas, madres y padres, parientes y amigos, que el mismo sistema legal que origina la redada también puede protegernos. Aténgase a las reglas generales aquí mencionadas. Las redadas actuales tienen tanto de propaganda como de tener un propósito real. Obtenga ayuda legal y esté preparado para la eventualidad de ser víctima de una redada. Además, tenga en cuenta que puede ser que lo detengan, pero que va a ser mucho más difícil que lo deporten.